8 de agosto de 2017

Atando cabos ...


Frase de uso muy común en lengua castellana, que se usa cuando estamos en una pesquisa o intentando resolver una situación principalmente.

Somos muchos los que actualmente estamos sintiendo o viviendo cambios a nivel espiritual, sensorial o en la forma de enfocar la vida y llegan a nosotros pensamientos, ideas o sensaciones que hasta el momento no eran parte de nosotros; para muchos somos llamados extraterrestres cuando fijamos posición o cuando expresamos con libertad nuestras opiniones o planteamientos.

Así también nos suele suceder en el ámbito laboral, social o incluso familiar, hemos comenzado a dejar fluir hace ya un tiempo nuestras emociones con el solo fin de expresarnos sin la más mínima intención de hacer daño a alguien, solo con el simple hecho de sentirnos bien. Hemos venido a este mundo a aprender y no a sufrir o a cumplir los sueños de otros, sin temor les recomiendo que dejen fluir sus ideas o emociones dentro de un marco de respeto y amor por toda forma viviente.

También en esta etapa del despertar que estamos viviendo en toda la humanidad, algunos quizás con un poco más de retraso ya sea por creencias religiosas, dogmas sociales o el qué dirán, pero igualmente este proceso les alcanzará en su momento justo. No olvidemos que todo tiene su tiempo y su momento.

Cada situación que hemos vivido o estamos viviendo, es parte de un plan de vida sin duda y cada situación tiene una razón de ser, de ahí lo importante de aprender a atar nuestros cabos en todo este viaje de los cuales somos nosotros en unión con nuestro creador los responsables de vivirlo.

Sin duda que si analizamos situaciones en la vida que nos han marcado o nos acompañan más que otras en nuestro corazón o recuerdos, todas tienen un origen en común que no es más que darnos un aprendizaje y a su vez si realizamos una retrospectiva en específico, nos daremos cuenta que con observar nuestro pasado encontraremos los cabos que se unieron para formar esa soga específica que tenemos en nuestro presente.

Así que si existe algo que hoy no logras comprender o encontrarle sentido, no gastes energía o tiempo de vida en conseguirle una explicación, deja fluir la vida y vive un día a la vez, no te preocupes por nada que lo que ha de ser, asi sera. Tus preocupaciones no cambian las situaciones, el que te ocupes si.

Como ocuparse y no preocuparse es muy sencillo, es decir lo que te brinda la vida cada día es lo que debes hacer, si puedes hacer alguna acción en relación a una situación que genere una energía positiva hazlo, así de simple, lo que está para ti, nadie te lo quita.

Así que te invito a atar los cabos de tu vida y tomes las riendas de ella en pro de un bienestar propio y general, el que tú estés bien, traerá armonía a tu entorno y cada día de tu vida será mejor, no olvides agradecer, no olvides brindar amor incondicional, no temas que al final solo nos llevaremos lo vivido cuando regresemos a casa.

Un fuerte abrazo
Opsensei
Madrid Agosto 08 2017 





No hay comentarios:

Publicar un comentario